Archivo de etiquetas| Teaching

Renovación Interior (3)

Arco irisRenovación interior (3)

Altar es lo que entregamos de nosotros mismos, monumento es lo que le levantamos a lo que entregamos.

16Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. 17Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; 18no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas” (2 Co 4:16-18).

Existen muchas cosas que nos pueden desgastar. El enemigo tratará de muchas maneras quitarnos la vitalidad espiritual. Hay ataques que realmente producen desgaste si no optamos por tomar las medidas necesarias. El enemigo no está jugando, el está actuando en serio, y utilizará todo lo que esté disponible para desarrollar sus planes maléficos. Lo primero que debemos hacer es no sentirnos victimas, sino entender que Dios está tratando de desarrollar una mentalidad y un hombre interior mucho más fuerte en nosotros. Es bueno que podamos ver en medio de la batalla, o sea, mientras estamos aquí en la tierra y camino al cielo, quién está vistiendo un uniforme diferente al de Cristo. La palabra del Señor nos dice que debemos estar “revestidos” de Cristo, (Gal 3:27). Pero muchos de los ataques que tendremos son de aquellos en los que hemos confiado, que han estado a nuestro lado, pero no tenían el mismo vestido.

Que el Señor nos dé sabiduría para saber lidiar con los “parecidos” y nos libre de hombres malos y perversos pues no es de todos la fe, (2 Ts 3:2).

Dios le renueve las fuerzas en medio de los conflictos y le imparta sabiduría especial del cielo para obtener la victoria sobre toda arma forjada del enemigo, con la confianza plena, de que nada le dañará.

Con mi amor en Cristo Jesús,

Pastora

Graciela Meneguzzi

Anuncios

La Lanza en la Pared (2)

ColegioLa lanza en la pared. (2)

Los árboles no se desarrollan en terrenos diferentes a los que pertenecen.

10Aconteció al otro día, que un espíritu malo de parte de Dios tomó a Saúl, y él desvariaba en medio de la casa. David tocaba con su mhano como los otros días; y tenía Saúl la lanza en la mano. 11Y arrojó Saúl la lanza, diciendo: Enclavaré a David a la pared. Pero David lo evadió dos veces” (1 S 18:10-11).

Muchas veces creemos que si nos sucede algo malo es que Dios no nos ha llamado. David fue llamado a ser el rey de Israel, había llegado allí mismo al reino. Pero aun sirviendo a quien el reemplazaría una lanza asesina se levantaba contra él.

Cuando estamos seguros que hemos oído a Dios y tenemos una palabra de Dios en nuestras vidas, la cual nos da el propósito divino, esa lanza tiene un solo destino; la pared.

Si está en el lugar del llamado, ha obedecido paso a paso al Señor, no tema las lanzas enviadas contra su vida, por el contrario, tenga la seguridad que esa lanza esta destina a clavarse en la pared de la protección de Dios. El propósito nos imparte una unción que nos hace una pared de protección, y mientras nos mantengamos dentro de ese propósito, las lanzas son atraídas, no hacia nuestras vidas sino a esa pared de la protección de Dios.

Por lo que debemos tener la confianza en que Dios neutralizará con su Poder toda lanza enviada a nuestras vidas.

No tema a la envidia, la crítica o cualquier cosa que se haya levantado contra su vida o propósito de Dios. Como alguna vez el Señor me dijo: “De la misma manera que el enemigo tiene obstinación por maldecirte, yo la tengo en bendecirte”.

Crea ahora mismo, que todo lo que el enemigo ha ideado para hacerle mal, el Señor lo transforma para su bien.

Con mi amor en Cristo Jesús,

Pastora,

Graciela Meneguzzi

La Gracia 2 Parte

Arco iris La Gracia (parte 2)

 1Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube; y todos pasaron el mar” (1 Co 10:1).

La palabra del Señor nos muestra que siempre necesitamos ese respaldo, identificación con algo ya sucedido, podemos ver que una cosa es la promesa y otra muy diferente es la manifestación de la misma.

Pero para obtener esa promesa es necesario estar bajo la nube para que luego podamos comenzar a reinar.

Aquí nos dice “no quiero que ignoréis” que sucedió algo en el pasado, de donde procedemos, no ignorar que ellos tenían una cobertura, que fueron bautizados bajo la nube y bajo el mar.

Es maravilloso ver que si en el Antiguo Testamento funcionaba la gracia, cuanto más hoy funcionará en nosotros los que estamos en Cristo.

La gracia es una influencia divina que nos capacita en el ámbito espiritual y sobrenatural para la realización de nuestro propósito, en el área natural.

Que el Espíritu Santo le lleve a conocer la profundidad de esta gracia inmerecida y con ella pueda realizar las más maravillosas proezas en su poder. Recuerde que esta gracia no solamente es para restauración sino para conquista y victoria.

Dios le bendiga,

Graciela M.

La Gracia (parte1)

SolLa Gracia (parte1)

“Eres el más hermoso de los hijos de los hombres; la gracia se derramo en tus labios; por tanto, Dios te ha bendecido para siempre” (Sal 42:5).

Ese verbo “Bendecido”, traduce la gracia de Dios a través de la palabra.

Esta gracia significa: Favor, beneficio, don, libertad, placer, felicidad, dar la bienvenida, regocijo, la gracia es restauración.

“Pero por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos; pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo” 1 Co 15:10

Ésta Gracia es la que trabaja, es la palabra de Dios en respaldo de lo que hacemos. Trabajó con el Apóstol Pablo, al cual no le amedrentaba la situación que estaba atravesando porque la gracia de Dios abría puertas impensadas para él. Podía llegar a decir: “se me ha abierto puerta grande”.

Debemos estar confiados que Dios trabaja por nosotros, ¿y de qué manera Dios trabaja por nosotros? Como dice en Ro 4:17 “El llama las cosas que no son como si fuesen”. Algo que no es, puede llegar a ser si creemos que Dios puede hacerlo.

La palabra de Dios puede llegar a crear solo cuando nos posee a nosotros.

Que el Señor le revele la Gracia que está disponible para usted hoy mismo.

Le bendigo en Cristo Jesús,

Graciela M.

El Verdadero significado de Caminar con Dios

Sol Caminar con Dios

Victoria no es lo mejor que nos puede acontecer, como tampoco el fracaso lo es, sino lo que podemos aprender a través de esto o aquello.

“24 Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios” (Gn 5:24).

A veces es muy fácil adorar, orar, ayunar, hacer todos nuestros ejercicios espirituales, pero cuando se trata de caminar con Dios, esto es algo más complicado. El caminar en la tierra y mirar al cielo no es cosa fácil, por lo que debemos hacer un equilibrio entre lo que tenemos que hacer con nuestros sentidos naturales y aquello que debemos que realizar en lo espiritual, de acuerdo a la voluntad de Dios. Para ello, necesitamos la ayuda tan necesaria como inapreciable del Espíritu Santo. Debemos, por lo tanto estar establecidos en Dios, con nuestra confianza puesta en Él, pues esta es la única manera de poder experimentar que donde otros naufragan nosotros podremos llegar a experimentar victoria.

Caminar con Dios, solo se trata de poder reconocer a Dios en nuestro corazón, que realmente nos estemos dando a Él, no solamente manifestarlo con palabras, si no de aceptarlo en nuestra forma de hablar, en nuestra forma de ser, de conducirnos, y por sobre todas las cosas en nuestra forma de vivir.

La revelación de la persona de Dios, es el más alto nivel de revelación, y nuestro nivel de revelación marca nuestro nivel de accionar.

Es mi oración que su vida pueda estar fundamentada mucho más allá de una efímera victoria o una aparente derrota.

Dios le bendiga,

Graciela M.