Los Cielos Abiertos

PC La importancia de tener el cielo abierto

Nunca será es nuestra disposición para alcanzar el éxito lo que verdaderamente lo producirá, sino los obstáculos producidos por esa disposición de alcanzarlo, al ser resueltos por aquella.


“11 Los que teméis a Jehová, confiad en Jehová;    El es vuestra ayuda y vuestro escudo.12 Jehová se acordó de nosotros; nos bendecirá; Bendecirá a la casa de Israel; Bendecirá a la casa de Aarón” (Sal 115:11-12).

Cuando estamos en la mente de Dios Él hace memoria de nosotros, y lo primero que Él hace es bendecirnos, es abrirnos el cielo para derramar su bendición sobre nosotros como nos dice en:

“12 Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado” (Dt 28:12).

Algo que debemos tener en cuenta es que el cielo se abre por obediencia, no por emociones, ni tampoco deseando conmover el corazón de Dios a través de nuestras necesidades. Debemos oírle a Él, guardar sus mandamientos (Dt 28:1) y su reino se revelará a nuestras vidas.

Es nuestra obediencia la que produce que Dios haga memoria de nosotros, y lo que también produce que el cielo se abra para dejarnos su bendición. Solo de esta manera Su Reino se manifestará en poder,, alcanzando toda nuestra vida.

Si estamos obedeciendo estamos en el camino que nos llevará al éxito.

Es mi oración que llegue a experimentar de tal manera los frutos de la obediencia, que luego de degustarlos, no pueda más que anhelar ansiosamente el poder tener la oportunidad de volver a hacerlo, perdiendo de vista lo sacrificial que involucra tal obediencia.

El Señor le bendiga,

Con mi amor en Cristo Jesús,

Profeta