El Verdadero significado de Caminar con Dios

Sol Caminar con Dios

Victoria no es lo mejor que nos puede acontecer, como tampoco el fracaso lo es, sino lo que podemos aprender a través de esto o aquello.

“24 Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios” (Gn 5:24).

A veces es muy fácil adorar, orar, ayunar, hacer todos nuestros ejercicios espirituales, pero cuando se trata de caminar con Dios, esto es algo más complicado. El caminar en la tierra y mirar al cielo no es cosa fácil, por lo que debemos hacer un equilibrio entre lo que tenemos que hacer con nuestros sentidos naturales y aquello que debemos que realizar en lo espiritual, de acuerdo a la voluntad de Dios. Para ello, necesitamos la ayuda tan necesaria como inapreciable del Espíritu Santo. Debemos, por lo tanto estar establecidos en Dios, con nuestra confianza puesta en Él, pues esta es la única manera de poder experimentar que donde otros naufragan nosotros podremos llegar a experimentar victoria.

Caminar con Dios, solo se trata de poder reconocer a Dios en nuestro corazón, que realmente nos estemos dando a Él, no solamente manifestarlo con palabras, si no de aceptarlo en nuestra forma de hablar, en nuestra forma de ser, de conducirnos, y por sobre todas las cosas en nuestra forma de vivir.

La revelación de la persona de Dios, es el más alto nivel de revelación, y nuestro nivel de revelación marca nuestro nivel de accionar.

Es mi oración que su vida pueda estar fundamentada mucho más allá de una efímera victoria o una aparente derrota.

Dios le bendiga,

Graciela M.