El Sabio Consejo de Dios

Rosa roja El sabio consejo de Dios

A mayor información del Cielo, mayor poder en la tierra

“24 Pues tus testimonios son mis delicias Y mis consejeros” (Sal 119:4).

Todos sabemos que cuando decidimos seguir el consejo de alguien, es porque lo consideramos el más sabio. También, porque ese alguien, es un ejemplo a seguir y porque en todo caso deseamos llegar a ser como esa persona. El verdadero deleite, se manifiesta en nosotros cuando vemos que nos estamos convirtiendo en ese ejemplo que hemos decidido adquirir. Por lo que el consejo que deberíamos seguir, es el de Dios, el cual nos hace sentir el verdadero deleite, ya que Él es nuestro ejemplo ejemplar, perfecto e inalterable, poderoso y magnífico.

Pues, si la ley del Señor es nuestro consejo nos vamos a poder deleitar al punto de abandonarnos en Dios en toda confianza. Es, cuando somos uno con Dios, le creemos a Él y el mismo espíritu nos va aconsejando. Y por ellos estemos seguros que Él nos hace más sabios que nuestros enemigos.

Oro a Dios que la información que hoy obtenga del Cielo sea aquella que le imparta la fortaleza que necesita y que su deleite sea mucho mayor que cualquier sentimiento extraño y ajenos a la voluntad de Dios. Comience a deleitarse en confianza del consejo sabio del Señor Jesucristo, nuestro Salvador.

Dios le bendiga,

Graciela M.