El Verdadero Gozo

Sol El verdadero gozo

“Nuestro éxito depende de la calidad de trabajo que haga, pero esa calidad de trabajo depende de la visión que tenga”

! Oh, que de Sion saliera la salvación de Israel! Cuando Jehová hiciere volver a los cautivos de su pueblo, Se gozará Jacob, y se alegrará Israel” (Sal 14:7).

Una iglesia que tiene propósito, es una iglesia gozosa, una Iglesia que tiene paz. Lo vemos en Ro 14:17, donde nos enseña que no es meramente trabajo, ni obras lo que realmente llenará de gozo nuestro corazón, sino el poder recibir la gracia de ser libre a través de la Palabra y la Revelación recibida a través del Espíritu Santo que el Señor nos ha concedido. Recordemos que el hacer en Dios, es solo una consecuencia de estar practicando su voluntad.

Algo que debemos saber es que tener una estructura asfixiante no va de la mano con el avivamiento. Porque aunque en cierta forma es bueno tener un plan de organización, cuando esta anula el obrar de Dios se hace vana. Primero deberíamos engendrar un propósito lo cual nos da el verdadero gozo, pero cuidado, porque nadie que no ha sido engendrado es capaz de engendrar. Como nadie que no tenga luz o vida puede impartirla. Por lo que Jesús que vino con el Propósito por excelencia pudo decir que Él era la luz. Que ÉL era el verdadero pan, la vida, la puerta y esto es lo que nosotros en El deberíamos ser para los demás.

Busquemos la voluntad de Dios en todas las cosas y aceptémosla, aún cuando esto sugiera tener que abandonar planes, formas, modelos y estructuras de hombres, lo que muchas veces nos pueden guiar a un falso avivamiento.

El Señor esté bendiciendo su vida.

Graciela M.