Tiempo de Edificar 3

Rosa roja Tiempo de edificar Parte 3

“4Me dijo el rey: ¿Qué cosa pides? Entonces oré al Dios de los cielos, 5y dije al rey: Si le place al rey, y tu siervo ha hallado gracia delante de ti, envíame a Judá, a la ciudad de los sepulcros de mis padres, y la reedificaré. 6Entonces el rey me dijo (y la reina estaba sentada junto a él): ¿Cuánto durará tu viaje, y cuándo volverás? Y agradó al rey enviarme, después que yo le señalé tiempo” (Neh 2:4-6).

Siempre antes de promoción habrá conmoción; Lo que el cielo no nos conceda en la tierra no poseeremos.

El Rey dice a Nehemías “¿Qué cosa pides?” Aquí encontramos lo que Dios nos ha hablado, tiempo de establecer nuestra petición, debemos hacer de esta petición el fundamento para ir de nivel en nivel alcanzando lo que Dios ha preparado para nuestras vidas.

También vemos que Nehemías estuvo tres días en Jerusalén, antes de comenzar con la obra. Estos tres días puedes sugerir, la muerte y resurrección, morir como copero del Rey, para ser el llamado, el promocionado al propósito de Dios.

Del mismo modo que: “Debemos morir a lo que somos hoy, si queremos alcanzar el propósito de mañana”.

En Neh 2: 19, vemos que Dios nunca trabaja con el enemigo. El trabaja con sus hijos, quizás no brillemos para el mundo, pero si brillamos para Dios llevando a cabo la obra que El nos ha confiado, por ello “es hora de levantarnos y edificar”.

Hay una obra que está esperando que nos levantemos y edifiquemos, depende de nosotros si tomaremos el desafío.

Le animo a que hoy se disponga a reedificar, a pesar que vea todo como lo vio Nehemías, que tome el desafío de reedificar su vida, familia, ministerio, sabiendo que Dios es el gran diseñador. El plano está intacto, todavía puede llegar a verlo realizado.

Dios le bendiga,

Graciela M.