Tiempo de Edificar 2

Regalo con lazo Tiempo de edificar Parte 2

Cuando escogemos un camino, debemos asegurarnos que verdaderamente, queremos llegar a donde éste nos conduce.

“1En aquel día cantarán este cántico en tierra de Judá: Fuerte ciudad tenemos; salvación puso Dios por muros y antemuro” (Is 26:1).

Nehemías planificó la forma de presentarse delante del rey para peticionar por la obra que tenía que realizar. Declarándole al rey su petición y consiguiendo todo lo necesario, como así también el respaldo en cartas a gobernadores, que no eran otra cosa más que las credenciales que necesitaba para enfrentar la oposición que iba a tener que atravesar.

De la misma manera, cuando Dios nos da un llamado, un propósito, nos da todo lo necesario. Pero también las credenciales para que el enemigo no nos pueda parar en el camino, y esas credenciales son la Sangre y El Nombre de Jesús, por lo tanto el poder de Dios en nuestras vidas, siempre nos dará la victoria.

Si estamos en la voluntad de Dios, el Señor mismo será muro y antemuro para nuestras vidas.

Oremos juntos esta oración: Señor en ti confío y creo que me das la victoria y agradezco tu bondad en el nombre de tu Santo Hijo Jesús, amén.

El Señor le bendiga,

Graciela M.