Tiempo de Edificar

BombillaTiempo de levantarnos y edificar Parte 1

La fe es lo único que nos facilita las alas para sobrepasar las altas vallas del conocimiento y acceder a nuestros milagros.

1Habitaron los jefes del pueblo en Jerusalén; mas el resto del pueblo echó suertes para traer uno de cada diez para que morase en Jerusalén, ciudad santa, y las otras nueve partes en las otras ciudades. 2Y bendijo el pueblo a todos los varones que voluntariamente se ofrecieron para morar en Jerusalén” (Neh 11:1-2).

Los desafíos en cuales nos encontramos demuestran que nos estamos moviendo, que no estamos estáticos. Sin duda que Nehemías se encontró frente a un gran desafío, hoy nosotros podemos encontrarnos en un punto semejante.

Toda obra que se precie de ser buena, debe tener un planeamiento. Lo sepamos o no, el Señor nos lo haya dicho o no, nuestra vida ha sido planificada para tener las mejores oportunidades. Por supuesto que a veces no a simple vista. A menudo Dios las esconde allí en medio de las más terribles fatalidades o adversidades. Se necesita una fe y una visión muy avisada para que la podamos obtener.

Si pensamos que esto es confuso o injusto, o poco comprensible, pensemos en Eliseo que, a pesar de estar tan cerca de Elías no podía acceder a lo que tanto deseaba a no ser que pudiera ver más allá del arrebatamiento de éste.

Confíe que Dios le dará la suficiente visión para ver mas allá de las montañas de problemas que pudiera estar atravesando.

Con mi amor en Cristo,

Graciela M.