Verdades Paralelas

Rosa roja La Verdad Paralela

Mateo 4:1-11

 3Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan” (Mt 4:3).

Si hay algo que el enemigo no puede hacer, es despertarnos en el espíritu al pecado, porque en el espíritu es donde habita Dios. Pero si viene a hacerlo en la carne, el viene a tentar la carne, a crear una aparente necesidad, se mueve en verdades paralelas y allí está nuestro riesgo de querer suplir una necesidad de la carne con una verdad (fuera de contexto) espiritual.

La verdadera tentación de Jesús, y hoy en día la nuestra, es sobre nuestra identidad espiritual, “si eres Hijo de Dios” allí esta nuestra sabiduría en responder a ellas como lo hizo Jesús. El no habló de la experiencia que había tenido cuando fue bautizado y como había oído la voz de su Padre diciéndole que era Su Hijo, sino que habló la Palabra. Tengamos en cuenta que no todo mensaje es verdadero, aún cuando sea verdad.

No todo mensaje es verdadero aunque sea verdad

Siempre tengamos en cuenta que nuestro mayor desafío será no desear complacer nuestra carne con una aparente verdad.