La importancia de tener la Unción de Dios en nuestras vidas

La Unción es la presencia del Señor en nosotros

1 Samuel 16:13-23

 18Entonces uno de los criados respondió diciendo: He aquí yo he visto a un hijo de Isaí de Belén, que sabe tocar, y es valiente y vigoroso y hombre de guerra, prudente en sus palabras, y hermoso, y Jehová está con él” (1 S 16:18).

¿Se ha puesto a pensar lo peligroso que es perder la protección que significa el tener la unción de Dios en nuestras vidas? Cuando Saúl dejó de ser el ungido perdió la protección de esa unción y pagó las consecuencias por ello. Además, el tener la unción de Dios es también tener la oportunidad de fluir en lo que Dios está haciendo en la misma hora. La unción nos capacita para entender la obra de Dios en la tierra. Es por lo que Juan nos dice que “tenemos la unción y por ello conocemos todas las cosas”. Esa “cosas” también abarca la obra que Dios, lo que El está haciendo hoy y aquí.

“20Pero vosotros tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas” (1 Jn 2:20).

Cuando David tocaba para Saúl dice la palabra que “tenía alivio y el espíritu malo se apartaba de él”, hoy no tenemos a David, pero tenemos las palabras proféticas y cánticos proféticos que nos traen ese alivio a todas nuestras situaciones. Procure tener siempre en su corazón un himno espiritual, o cantico profético para ser fortalecido en su espíritu.

Dios le bendiga,